Viernes Diciembre 19 , 2014
Text Size
   

OBLIGACIÓN DE CONTRATAR SEGURO DE VIDA LEY A LOS TRABAJADORES

El seguro de vida ley es un beneficio al trabajador que se otorga voluntariamente por el empleador cuando el trabajador ya tiene tres meses de trabajo y obligatoriamente cuando éste haya laborado cuatro años para el mismo empleador (continuos o intermitentes). Esta obligación se encuentra regulada por el Decreto Legislativo Nº 688 “Ley de Consolidación de Beneficios Sociales” (modificado por Ley Nº 29549) y por el D.S. N° 003-2011-TR.

La póliza de seguro de vida es de grupo o colectivo y tiene como beneficiarios al cónyuge o conviviente y a los descendientes, sólo a falta de éstos corresponde a los ascendientes y hermanos menores de dieciocho años. El beneficio consiste en el pago de una indemnización económica a los beneficiarios ante la invalidez absoluta (total y permanente) o muerte (accidental o natural) del trabajador asegurado.

El empleador está obligado a tomar la póliza de seguro de vida y pagar las primas correspondientes. En caso que el empleador no cumpliera ésta obligación y falleciera el trabajador o sufriera un accidente que lo invalide total y permanentemente, deberá pagar a sus beneficiarios la indemnización correspondiente.

Para que el empleador pueda contratar el seguro, el trabajador deberá entregar a su empleador una declaración jurada (con firma legalizada notarialmente o por el Juez de Paz a falta de Notario), sobre los beneficiarios del seguro de vida, con estricta observancia del orden establecido y con indicación del domicilio de cada uno de los beneficiarios. Asimismo, es obligación del trabajador comunicar a su empleador las modificaciones que puedan ocurrir en el contenido de la declaración jurada.

Los Contratos de Seguro de Vida Ley se registran por el empleador dentro de los 30 días calendario de suscrito el contrato, a través de la página web del Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo. Asimismo, existe obligación de registrar las modificaciones o actualizaciones al contrato dentro de los 05 días hábiles contados desde el momento de producido los siguientes hechos:

a) Modificación en la inclusión o exclusión de los beneficiarios.
b) Inclusión o exclusión de un trabajador de la póliza contratada.
c) Modificación de los datos que se encuentren en el Registro.

En los casos de suspensión perfecta o imperfecta de la relación laboral (a excepción del caso de inhabilitación por un período no superior a tres meses), el empleador está obligado a continuar pagando las primas correspondientes y las compañías de seguros deberán continuar con la cobertura de las prestaciones. En estos supuestos, la prima se calcula sobre la base de la última remuneración percibida antes de la suspensión, dejándose constancia del pago en la planilla y boletas de pago.

Producido el fallecimiento del trabajador, el empleador debe entregar dentro de las 48 horas de producido, bajo responsabilidad, a la compañía de seguros contratada la declaración jurada del trabajador sobre los beneficiarios del seguro de vida. Una vez formulada la solicitud de pago a la compañía aseguradora por los beneficiaros, ésta procederá a entregar sin más trámite el monto asegurado a los beneficiarios que aparezcan en la declaración jurada o en el testamento por escritura pública si éste es posterior a la declaración jurada.
La compañía de seguros queda obligada al pago de los intereses legales vencidas las 72 horas de presentada la solicitud y aún cuando no se hayan presentado los beneficiarios, a partir de los 15 días de la fecha de fallecimiento del trabajador.

El empleador tiene derecho a cobrar el capital asegurado en la póliza, si fallecido el trabajador y vencido el plazo de 1 año de ocurrida dicha contingencia, ninguno de los beneficiarios hubiera ejercido su derecho.

La remuneración asegurable para el pago del capital o póliza está constituida por aquellas sumas que figuran en los libros de planillas y boletas de pago, percibidas habitualmente por el trabajador, aún cuando tengan variaciones. Están excluidas las gratificaciones, participaciones, compensación vacacional adicional y otras que por su naturaleza no se abonen mensualmente.

La remuneración asegurable tiene el tope de una remuneración máxima asegurable establecida para efectos del seguro de invalidez, sobrevivencia y gastos de sepelio en el Sistema Privado de Pensiones.

El monto del beneficio es el siguiente:

  1. Fallecimiento natural del trabajador: 16 remuneraciones que se establecen en base al promedio de lo percibido por aquél en el último trimestre previo al fallecimiento.
  2. Fallecimiento del trabajador a consecuencia de un accidente: 32 remuneraciones mensuales percibidas por aquél en la fecha previa al accidente.
  3. Por invalidez total o permanente del trabajador originada por accidente: 32 remuneraciones mensuales percibidas por el trabajador en la fecha previa del accidente. En este caso, dicho capital asegurado será abonado directamente al trabajador o por impedimento de él a su cónyuge, curador o apoderado especial.

Tratándose de trabajadores remunerados a comisión o destajo, el monto del capital que corresponda abonar, sea cual fuere la contingencia, se establecerá en base al promedio de las comisiones percibidas en los últimos tres meses.

La obligación de pagar el seguro de vida se mantiene a cargo del empleador mientras se encuentre vigente la relación laboral; sin embargo, ante la extinción de ésta, en caso el trabajador decida mantener la póliza, deberá solicitarlo a la empresa de seguros dentro de los 30 días calendario siguientes al cese. Esta póliza se mantendrá vigente en tanto el asegurado no haya adquirido otra póliza del Seguro de Vida Ley al ser contratado por un nuevo empleador. Se precisa que el asegurado pierde el seguro de vida adquirido si incumple con la cancelación del pago de la prima dentro del plazo establecido en la póliza de seguros.

Carolina Castillo Pastor
Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla
Alva, Rubina, Molero & Castillo
Abogados, Asesores y Consultores S.A.C.